Tu cambio es importante

caos-gestión

El mundo no puede permitirse la pérdida de los talentos de la mitad de las personas, si estamos aquí para resolver la multitud de problemas que nos preocupan. – Rosalyn Yalow

QUÉ

El crecimiento personal es el denominador común de las terapias humanistas.

Cada ser humano es experto en sí mismo y poseedor de sus propias semillas de crecimiento.

Desde la Psicoterapia y el Coaching buscamos cambios significativos para el individuo que conseguimos cuando la persona logra un sentimiento sólido de realización dónde antes se sentía bloqueado. 

CÓMO

Trabajamos con el SER, con aquella parte de nosotros que da un sentido profundo a los acontecimientos y vivencias que experimentamos. Se trata de una perspectiva existencial de la persona centrada en el momento presente del ciclo vital (¿Cómo te sientes?, ¿Qué te está pasando ahora?, ¿Qué haces con todo ello?, ¿Hacia dónde te proyectas?) y lo que conseguimos es elaborar el proceso para llegar allí dónde queremos estar.

A QUIÉN

El Coaching Experiencial y la Psicoterapia  de Akoma Terapias Humanistas van dirigidos a cualquier persona que quiere resolver un problema (personal, relacional o de naturaleza subjetiva) y a cualquier individuo que siente que tiene la necesidad de experimentar un cambio. A veces es la repetición constante de un patrón lo que nos hace pedir ayuda profesional o el no saber qué nos pasa ni por dónde empezar.

Si no sabes muy bien cuál es tu demanda y necesitas conocer las diferencias entre el coaching y la psicoterapia haz click aquí: ¿Coaching o Psicoterapia?

PARA QUÉ

Todo el trabajo hecho en sesión, sirve para mejorar procesos comunicativos, relacionales, emocionales y afectivos así como para enfocar el rendimiento personal en capacidades que nos permiten hacer frente de forma autónoma y satisfactoria al estrés y a los retos de la vida cotidiana.

Se trata de mejorar la calidad de vida y de fomentar el bienestar desde una perspectiva integradora que sea compatible con la salud física, emocional, cognitiva y espiritual.

Las emociones positivas desempeñan un importante papel en la evolución: amplían nuestros recursos intelectuales, físicos y sociales y expanden nuestra consciencia.

Es de gran valor para la colectividad que cada quién se encuentre, se valore y se desarrolle haciendo aquello que verdaderamente tiene sentido para sí mismo.

¡Adelante! La existencia es algo que debemos atravesar en primera persona.

Anuncios