3 pasos que indican que estás en tu centro y que floreces en él

Tres pasos dan las personas desde su centro interno, que indican que las sesiones de coaching están progresando y que vamos hacia nuestra meta:

 

1. Acceso sin restricciones a la verdad sobre nosotros mismos y sobre el mundo.

 

“Las cosas son como son, no como somos”

 

“Vemos las cosas como somos” hasta que logramos no juzgarnos severamente y dejamos que se abra una puerta a través de la cual pasa la lucidez.  Nos vemos a nosotros mismos como realmente somos, y vemos a los otros y al mundo como son, sin añadir supuestos, datos de experiencias pasadas ni proyecciones de la fantasía derivadas de la inseguridad.

 

2. Contacto con el silencio y el conocimiento

 

“Cada átomo de silencio es la posibilidad de un fruto maduro”

 

Ruido, inquietud, nervios, angustia… esto es lo que sentimos la mayoría de personas cuando aún no nos hemos enfrentado a la tarea solitaria de visitar nuestra sombra, ese bosque frondoso y virgen,  lugar que es potencialmente oscuro más por su pureza irracional que por sus monstruos. Lugar dónde se halla paradójicamente la semilla de nuestro centro de gravedad, semilla imprescindible para nuestra realización humana, también llamada realización personal.

 

3. Integración de la voluntad sabiendo lo que eso significa en el propio camino

 

“Lo contrario del amor no es el odio, sino la indiferencia”

 

Quiero verme mejor para agradar a los demás, quiero destacar en algo para que todos  me escuchen, quiero ganar esa carrera para tener prestigio, quiero obtener un título para ganar mucho dinero. Quiero estar en casa, disponible siempre, por si me necesitan a cualquier hora.

¿Cuándo ha sido la última vez que has dicho “esto lo hago porque me gusta” “esto lo hago porque me da satisfacción verme evolucionar” “esto lo hago porque no quiero guardar malos sentimientos adentro” “esto lo hago porque vibro y cuando vibro siento que vibra el mundo entero al unísono”?

 

La voluntad es oro cuando hablamos de Libertad.  

Anuncios