El puesto que quieres ocupar

La unidad de la humanidad no es una fantasía, pues la sociedad es la organización pública del proceso vital íntimo.

Si el mundo experimenta divisiones y guerras, eso es lo que experimentará cada ser humano dentro de sí de forma natural: división y guerra. De nada sirve la huida. Aquella persona que ve lo antisistémico como antídoto de todos modos debe permanecer ahí, unido de alguna manera, para poder cambiar algo, si es que de verdad quiere con sus acciones llegar a cambiar algo. El mundo actual propone la ilusión del mando a distancia, pero nadie con ganas de evolucionar quiere vivir pasando pantallas. Hay que estar.

Las inquietudes en la sociedad están cambiando, las personas ya no queremos ver el dominio personal substituido por la burocracia ni por un gobierno anónimo. Llevamos siglos en el mismo patrón, y yo soy muy optimista: si hay creatividad, se puede cambiar la plantilla por otra cosa menos estática.

¿Qué sucede? Sucede que el nivel de creatividad actual no nos basta, pues el porcentaje de personas que no están haciendo cosas que les motiven es mucho mayor que el porcentaje de habitantes de la tierra que sí que hacen algo que tiene verdadero sentido para ellos. Cuando esto cambie, cambiará la sociedad. En el momento en que más personas se encuentren consigo mismas, se valoren y desarrollen sus actividades en base a eso lograremos cambios políticos de envergadura: nuevos sistemas de salud no meramente paliativos, nuevos sistemas de educación no castrantes, nuevos sistemas familiares no esclavizados, nuevos sistemas energéticos jubilarán para siempre el eje de la economía actual y la vida espiritual será el engranaje que nos ayude a comprender mejor los hallazgos científicos, técnicos y culturales.

¡Sólo necesitamos más personas dispuestas a vivir con más ganas!

Yo no he nacido para dedicarme a la política de modo profesional, pero quizás tu sí. O quizás puedes desarrollar un método educativo, o tienes capacidades de organización y negociación suficientes para implementar un nuevo modelo médico creado por alguien que merece la confianza de la humanidad. Quizás lo que se te da bien es la tecnología, o el arte, o la permacultura, o liderar desde la sabiduría que sabe transmitirse, o a lo mejor lo que te llena de verdad es ver como ayudas a crecer a alguien que si que tiene capacidad directa para cambiar una sola cosa que a su vez moverá otras cosas importantes. ¿Cómo puedes ayudar? Ocupando tu puesto, pero debes asegúrate de que ese es realmente el puesto que quieres ocupar, el puesto que te hace sentir pleno y no como algo auxiliar o prescindible. ¿Qué es lo que más te gusta? ¿Con qué es con lo que más disfrutas aunque ello te cueste horas y horas de trabajo?

Anuncios