¿Ceder o elegir? Relaciones

Cuando nos encontramos ante un conflicto interpersonal con una persona que nos importa, ¿Qué hacemos?

En ocasiones, con el objetivo de evitar un conflicto con una persona, aguantamos presiones desmesuradas e injusticias. Queremos paz, queremos conservar el estado armonioso que hemos logrado experimentar otras veces, deseamos aliviar las tensiones, mantener un buen clima, reparar la situación para que el bache pueda llevarnos a la confianza mutua.

En cualquier relación humana uno tiene la oportunidad de ceder en ciertas cosas para mantener la relación, o de no ceder, y permitir que esta se rompa o se vuelva turbia.

Casi todo el tiempo, en especial si la relación no se ha establecido aun como una balanza equilibrada o si conocemos poco a la otra persona, debemos hacer elecciones y expresar lo que pensamos o sentimos para negociar o consensuar de nuevo. Cada parte debe ceder en algo, pero cada una de ellas nunca en lo esencial. Esa es la base de toda relación sana: mantener la dignidad. Mantener el criterio subjetivo, el espacio individual y el propio derecho a la intimidad.

“Cada parte debe ceder en algo pero nunca en lo esencial.”

Cuando tenemos un conflicto de peso y que ya empieza a perjudicar nuestra integridad hay varias cosas que debemos plantearnos porque la decisión que tomemos, sea cual sea, va a determinar el rumbo de nuestra vida y de nuestro posicionamiento ante el mundo.

Estas son algunas preguntas que puedes hacerte al respecto:

  • ¿El conflicto que tengo con esta persona está generando un conflicto interior en mí que es necesario o innecesario?
  • ¿El conflicto que tengo con esta persona está generando un conflicto interior en mí más grande cada vez?
  • Si la relación fuera un puente, ¿Podría afirmar con seguridad que el puente se sostiene desde los dos lados?
  • ¿Cuántas veces he tenido este mismo conflicto con esta persona?
  • ¿Cuántas veces he tenido este mismo conflicto a lo largo de mi vida con otras personas?
  • ¿Es esta una relación que me hace crecer o por el contrario me siento cada vez más desorientado y rumiante?
  • ¿De todos los momentos que he pasado junto a esta persona hasta ahora ha habido más momentos buenos o más momentos malos?

Si tienes algún conflicto abierto en la actualidad, intenta pensar en estas cosas y tómate un tiempo para decidir.

Anuncios