Narrativa Terapéutica

Para comprender el mundo y sobrevivir en la infancia todos nos decantamos por unos u otros guiones internos que nos den una explicación sobre la realidad y sobre las cosas que nos suceden. Muchas veces tomamos la decisión ‘crucial’ muy temprano y en situaciones de intensidad emocional sin ser capaces después de reflexionar racionalmente sobre los motivos de peso de tal decisión, por ello nos hallamos inmersos de forma inconsciente en ciertos guiones que marcarán nuestra forma de entender las vivencias, y determinarán lo que llamamos repetición de patrones de vida.

Posicionamiento ante la vida

El Análisis Transaccional se aplica a nuestra interacción con los demás, y a la comprensión de nosotros mismos. Los mensajes interiorizados y las experiencias subjetivas contribuyen a que la persona muestre preferencia por una posición existencial. Eric Berne describe las siguientes posiciones de autovaloración y valoración de los demás:

  • Yo estoy bien-soy bueno/a / Tú estás bien-eres buena/o, lo cual supone que se valora y estima favorablemente a sí mismo y que valora favorablemente a ese “otro”: específicamente, a una persona concreta y genéricamente, a una persona cualquiera.

  • Yo estoy bien-soy bueno/a / Tú estás mal-eres mala/o, implica una autoestima favorable y una valoración desfavorable de los demás, ante los que puede tomar una actitud perseguidora (“Hay que eliminarles”) o salvadora (“Hay que rescatarles de su situación”).

  • Yo estoy mal-soy malo/a / Tú estás bien-eres buena/oconlleva una desfavorable autoestima frente a una favorable valoración de los demás. Predomina un un estado emocional triste (la persona se siente incapaz e indefensa e irradia pesimismo, desgana hacia la actividad (abulia), marcada dificultad de disfrute (anhedonía) y desinterés por la situación emocional de los demás (apatía). Como vemos esta posición con marcados aspectos depresivos, se ubica en un lugar dónde no ubica a los otros, ya que supone que los demás están de otra manera.

  • Yo estoy mal-soy malo/a / Tú estás mal-eres mala/ofomenta la desesperación. Lla persona se valora desfavorablemente, al igual que hace con los demás, sin esperanza por la posibilidad de estar bien.

La posición preferida y los mensajes interiorizados condicionarán las características del guión que propiciará elegir las personas con quienes relacionarse, los momentos de retraimiento, los pasatiempos y los rituales o actividades del día a día.

Transacciones Psicológicas

Ahora desde la perspectiva que venimos viendo, vamos a hacer un análisis de las formas en que las personas interactúan entre sí mediante transacciones psicológicas. Para ello partiremos del criterio de que existen tres estados interiores (con emociones variadas) en los que puede encontrarse una persona al interactuar con otra, que a su vez estará en uno de los tres estados, pero no necesariamente en el mismo que nosotros. Estos son los 3 estados:

  • Padreeste estado interios suele ser el que reprende, pero también el que protege y está relacionado con todo lo referente al aspecto normativo y ético. Digamos que la persona siente, piensa y actúa de modo similar a la versión que ha interiorizado de una figura relevante de su infancia, esta figura tenía un efecto de autoridad sobre el sujeto (padres, abuelos, tías y tíos, hermanos y hermanas mayores, cuidadoras, vecinos, ídolos, etc.)
  • Adultoes el aspecto racional y de tratamiento de datos, es el análisis propio del sujeto, puede ser una mente fría, pero también integradora. Siempre cuestiona las cosas antes de aceptarlas, es crítica y funciona acorde con las capacidades que se han ido desarrollando a lo largo de la vida, los conocimientos que ha ido adquiriendo y la experiencia que ha venido acumulando. La forma de sentir le da tranquilidad y una sensación de estabilidad, de estar en el centro.
  • Niñoesta es la parte de la persona lo ligada a lo espontáneo, a los sentimientos, a los deseos. Es la parte que aún actúa de modo parecido a cómo lo hacía en la infancia. Como características destacan la preferencia por la intensidad, la volubilidad emocional, el pensamiento predominantemente centrado en lo inmediato y el  comportamiento tendente a ser impulsivo.

Todos pasamos por los tres estados a lo largo de un mismo día, o en distintas circunstancias de la vida. A veces unas personas tienen uno de ellos predominante, otras veces existe mayor equilibrio entre la tríada.

Teoría de la comunicación

Hay interacción social cuando alguien da una respuesta a quien previamente le ha estimulado (estímulo-respuesta).  Para mantener su bienestar las personas requieren estimulación sensorial y además necesitan que se las reconozca para poder estructurar el espacio físico, organizar el ámbito social y programar su tiempo.

Existe en el ser humano un hambre de estímulos y un hambre de reconocimiento que se atienden con estímulos táctiles o sociales. A estos estímulos les podemos llamar caricias aunque se traten sólo de una interacción verbal o sin contacto físico.

Lo verdaderamente importante de estas caricias es que hacen que la persona se sienta viva y que los demás reconozcan su existencia, sea porque la elogian sinceramente (caricias positivas), la adulan para manipularla (caricias falsas positivas), o la rechazan (caricias negativas). En este último caso pueden valorarla e incapacitarla (caricias negativas de lástima) o agredirla con el gesto, con palabras o con golpes (caricias negativas agresivas).

Una persona puede llegar a preferir recibir caricias negativas a estar sin estimulación y reconocimiento.

Cómo se puede liberar un guión dañino?

Te propongo dos formas profundas de tratamiento para liberar el guion inscrito en el cuerpo:

Una son las técnicas corporales de expresión o bien técnicas confrontativas que proporcionen una experiencia de contacto correctiva.

La otra forma es constructivista y trata de que la persona trace en el presente una vida distinta desarrollando nuevas narrativas sobre sí misma, su situación y su biografía.

Ambas formas de tratamiento se pueden combinar, y de hecho, para mí eso es lo ideal.

Al dejar el guión, dejamos también de jugar los juegos psicológicos que lo refuerzan, pudiendo entonces usar integradoramente nuestra capacidad de pensar, sentir y actuar al servicio de un vivir saludable.

¿Dónde encontrar más información?

Os dejo estas tres citas para los curiosos que queráis profundizar más sobre el tema. Os recomiendo empezar por libro de Claude Steiner.

  • Alzina, R. B., & Fernández, M. Á. (2000).Educación emocional y bienestar. Praxis.
  • Berne, E. (2007).Juegos en que participamos. Integral.
  • Steiner, C. M. (1992).Los guiones que vivimos: análisis transaccional de los guiones de vida. Editorial Kairós.
Anuncios