Desacostumbrarse: modificación cerebral

Al aprender modificamos nuestro cerebro creando muevas representaciones almacenadas mediante la creación de nuevas sinapsis o la modificación de las ya existentes.

Las modificaciones cerebrales que hacemos cada vez que aprendemos algo nuevo codifican lo que ya habíamos aprendido y guían la parte de nuestra conducta futura relacionada con esto nuevo que hemos integrado. Por tanto, si yo siempre he aprendido a tener un concepto de mí mismo negativo y/o incapacitante puedo hacer que mi cerebro crea otra cosa y que me haga evolucionar en otra dirección, pero para ello tengo que aprender algo nuevo de mí mismo y en ese caso es necesario crear una situación que me permita explorar, enriquecer mi experiencia, cuestionar lo aprendido y consecuentemente modificar mi pensamiento (circuito neuronal).

De modo que un autoconcepto puede ser para siempre o puede no serlo. La autoestima, así como otras experiencias interiores, tienen mucho que ver con la flexibilidad.

La neurociencia nos indica que toda nuestra conducta se puede explicar en estos términos: son los valores de las sinapsis los que consiguen que dada una determinada entrada se pueda generar la salida adecuada, es decir que después de que percibamos una información, tenemos la opción de elaborarla y permitir que nuestra conducta sea distinta a la habitual. Eso a la vez, retroalimentará pensamientos alternativos (saludables si es el caso). Como vemos, el poder mental puede explicarse más allá de la metafísica pero sin voluntad individual y sin confianza en uno mismo no hay poder.

redes-neuronales

En definitiva, percibir es ‘copiar’ de alguna manera, pero aprender consiste en modificar sinapsis intentando que con ello el output del circuito se ajuste lo más posible al output idealmente correcto.
Los ejemplos, es decir, la experiencia directa con aquello que aprendemos y el tiempo (paciencia) es lo que nos permite hacer ajustes internos a favor del bienestar. Hay que sudar para aprender, hay que hacer un esfuerzo cognitivo, concentrarse y mantener la calma sabiendo que uno está tomando el camino que ha elegido.

neuronas

Con cada intento las sinapsis se modifican sólo un poco, pero unas cuantas sinapsis de calidad garantizarán que la red de neuronas aprenda correctamente lo que idealmente queremos saber.

Piensa e imagina aquello que te gusta de ti, o aquello que te gustaría llegar a ser y entrena la voluntad de mantener ese estado cada vez que te percibas sintiendo, pensando o actuando de modo contradictorio a tu ideal. Cambios increíbles y muy satisfactorios van a llegar…

Glòria Naranjo Muñoz // Salud · Bienestar · Cambio

Anuncios