La Musculatura y La Acción Saludable

Si tus músculos están tensos y contraídos, no podrás experimentar expansión, no podrás abrirte a la experiencia, ni comunicar aquello que verdaderamente sientes o te preocupa.

LA IDENTIDAD:

La identidad no es algo fijo e inamovible, al contrario, es un proceso interno siempre en construcción.

Es cierto también que la identidad tiene una continuidad, SÍ, por eso sabemos que somos aquella persona que fuimos cuando teníamos 6 años. Ahora bien, nadie negará que desde los 6 años hasta hoy ha cambiado mucho nuestra consciencia sobre quién somos y cuáles son nuestros propósitos. Todo ha cambiado a pesar de la continuidad: el cuerpo, la personalidad, los pensamientos dominantes, la apertura a las experiencias, las inquietudes, la forma de expresar las emociones…

Ha cambiado la masa corporal, pero los órganos son los mismos, las células se han ido renovando y los tejidos se han ido expandiendo, pero tengo una biografía y ahora mismo podría escribir muchas de las cosas que me han pasado, a mí, a lo largo de los años. Eso lo puede hacer cualquier persona que no tenga una dificultad especial o un problema agudo con la memoria.

La identidad es un proceso, no un objeto interno, y como proceso está siempre en construcción y requiere una buena dosis de flexibilidad

LA AUTOIMAGEN:

Las personas no tenemos una autoimagen positiva o negativa, la autoimagen no es un objeto que uno adquiere, ni siquiera es un valor al que aferrarse, la autoimagen va en función de la vida y la vida es cambio. Esto quiere decir que la autoimagen va en función de las experiencias que uno mantiene con la vida, de lo que graba, lo que retiene y de lo que cree ser capaz de recordar o de crear.

En este sentido la persona no tiene una autoimagen, lo que sucede es que se experimenta negativamente o positivamente mediante lo que hace, según cómo se critica a sí misma, cómo se comporta o se posiciona de forma consciente o inconscientemente ante la vida y ante las dificultades o los placeres de ésta.

Puedo crear imágenes agradables o desagradables de mí mismo, dando significado a esa vivencia y juzgándome para bien o para mal.

3267451

LA MUSCULATURA:

La satisfacción personal tiene mucho que ver con el autoapoyo, con el no abandono de uno mismo cuando trato de hacer algo, de mostrar algo o de comunicar algo. En este sentido, el cuerpo tiene un papel determinante, porque yo hago, muestro y comunico con mi cuerpo y, en efecto, el estado de tensión de mi musculatura va a definir la fortaleza que puedo sentir para ‘apoyarme a mi mismo’ o, al contrario, sentirme desamparado cuando hablo, cuando escribo, cuando gesticulo e incluso cuando pretendo esconder información que me parece relevante.

La musculatura debe ser suficientemente flexible y debe tener una fuerza adecuada para la acción, por eso en terapia integramos el cuerpo en un trabajo profundo con el sí mismo.

Las personas nos movemos, hacemos, nos mostramos y comunicamos a través del cuerpo. Por tanto, apoyamos lo que somos a través del cuerpo, de como nos posicionamos.

El Coaching Experiencial:

La base del proceso terapéutico es Existencial. No entendemos los procesos psicológicos como separados de la totalidad del cuerpo. Una identidad separada del cuerpo nos indica que hay un trabajo reparador por hacer.

Akoma pretende que te lleves una experiencia completa sobre dónde estás y dónde quieres llegar, y que al acabar la terapia hayas adquirido la autonomía suficiente como para proponerte nuevos objetivos y cumplirlos en base a lo que te has llevado durante el proceso sanador y de toma de consciencia.

 

Anuncios