Personas que acompañan

Hay personas que se clavan y otras que atraviesan.

 

Hay personas que se clavan

y otras que atraviesan.

Hay personas que no aparecen en la memoria

y otras que se van borrando.

Hay veces que quedan unos ojos,

un olor o una palabra.

No sé que será, pero a veces pasan muchas cosas a la vez,

a veces quedan cosas de una persona

que no están encarnadas en ella:

son cosas que salen ofreciéndose

como para que te las lleves,

como se hace con las oportunidades.

Como aquella vez, hace muchos años, en la que ante un dilema moral mío

alguien me dijo:

se suave como una paloma, rápida como una lagartija

nunca lo olvidé…

No recuerdo su rostro, su nombre, su sexo, su identidad…

sólo la conmoción, el regalo, el reajuste tan necesario.

Ante cosas así un día decidí que no quería olvidar a los autores

que me dicen cosas importantes o cosas significativas.

Por lo demás hay personas más claras y otras más borrosas,

pero las razones son siempre misteriosas

uno no elige si va a llover, un día sales sin paraguas y, así.

Es un tipo de tertulia que no tiene tiempo,

no hay caducidad,

no hay principio,

no hay fin.

 

Autora: Glòria Naranjo Muñoz
http://www.facebook.com/akomasalud

 

 

Anuncios